Motosierra

Una motosierra es una sierra mecánica que está formada por dientes de sierra unidos a una cadena. Esta cadena se acciona utilizando un motor, que generalmente funciona con gasolina, que la hace girar a elevada velocidad. El uso principal de una motosierra es la de talar los gruesos troncos de los árboles rápidamentesin esfuerzo, aunque también se utilizan para cortar setos, ramas, etc, e incluso bloques de hielo.

Partes de la motosierra

Una motosierra tiene dos partes principales: una hoja de sierra incorporada en una cadena, envuelta alrededor de una larga barra guía metálica, y un pequeño motor de gasolina de un cilindro (gasolina), aunque cada vez se hacen más motores eléctricos accionados por un cable o paquete de baterías.

La cadena es similar a la de una bicicleta, circula alrededor de las ruedas dentadas con unos 30 dientes afilados (hechos de una aleación de acero endurecido) montados alrededor de ella a intervalos. Dentro del motor, a medida que el pistón entra y sale del cilindro, empuja una biela que gira un cigüeñal. El cigüeñal gira los engranajes que están conectados (a través de un embrague centrífugo, explicado abajo) a uno de los piñones en los que la cadena está montada, y la cadena gira alrededor.

Cómo funciona una motosierra

Una motosierra convierte la energía química encerrada en la gasolina en energía mecánica que se puede usar para “trabajar”, convirtiendo un árbol en troncos, serrín, ruido y calor. A continuación te dejamos con una explicación muy simplificada:

  1. El combustible que se pone en el tanque de gasolina de una motosierra contiene, en forma química, toda la energía que consumirás reduciendo y cortando troncos. Para mantenerlo agradable y ligero, un tanque de motosierra típico tiene una capacidad de 0.5 litros de gasolina aproximadamente.
  2. El combustible se alimenta a través de un carburador para mezclarlo con el aire.
  3. La mezcla del aire y el combustible pasa a un cilindro, que funciona de forma muy parecida a la de un motor de automóvil, pero con una simple acción “push-pull” (dos tiempos) en lugar del ciclo más complejo (cuatro tiempos) utilizado en un automóvil. Dentro del cilindro, la mezcla aire-combustible se enciende por una bujía de chispa, se quema, libera su energía y empuja un pistón hacia delante y hacia atrás. El pistón de un motor de motosierra tiene un diámetro de unos 45 mm y una carrera (distancia de desplazamiento) de unos 33 mm, por lo que es menos de la mitad del tamaño de un pistón típico de un motor de automóvil y sólo se mueve hasta la mitad.
  4. Una biela y una manivela convierten el movimiento de ida y vuelta del pistón en un movimiento rotatorio.
  5. Un eje impulsor lleva potencia al embrague centrífugo.
  6. Un motor de motosierra funciona todo el tiempo, pero seguro que no quieres que la cadena gire a menos que estés cortando madera: eso es peligroso y desperdicia energía. El embrague resuelve este problema. Como se explica con más detalle a continuación, el embrague centrífugo conecta el motor y la cadena cuando la velocidad del motor es rápida (cuando la persona tira del acelerador) e impide que la cadena gire cuando la velocidad del motor es baja (cuando la motosierra está en ralentí).
  7. Los engranajes llevan la potencia del embrague al piñón que sostiene la cadena.
  8. La cadena gira alrededor del borde de una placa de acero larga llamada barra guía, escupiendo el polvo de madera a medida que avanza.

Este es un resumen simplificado del funcionamiento de una motosierra.

Embrague centrífugo

Un embrague es un dispositivo que hace y libera una conexión mecánica entre un motor y la máquina que está conduciendo: es una especie de “interruptor” que permite a un motor funcionar todo el tiempo (que es más rápido y fácil que encenderlo y apagarlo) sin necesidad de conducir siempre la máquina a la que está conectado.

En una motosierra, el embrague significa que puedes mantener el motor funcionando todo el tiempo y simplemente desactivar la cadena (para que permanezca inmóvil y seguro) cuando la sierra no está siendo utilizada.

Las motosierras utilizan un embrague centrífugo, que se engancha automáticamente cuando el motor gira a alta velocidad (cuando la sierra está cortando madera) y se desengancha cuando está funcionando más despacio (es decir, con marcha lenta).

Un embrague centrífugo es realmente sencillo y consta de pocas piezas. Hay un eje impulsor interno (vinculado directamente al motor y girando todo el tiempo) y un borde exterior situado a su alrededor (conectado al piñón de la cadena).

Entre ellos se encuentran los brazos mecánicos, conectados al eje interior, que vuelan hacia el exterior a alta velocidad (con fuerza centrífuga -o con la falta de fuerza centrípeta, si se prefiere- bloqueando las partes interior y exterior del embrague. Los embragues centrífugos también se utilizan en los yoyos de altas especificaciones.